Dámaso Padrón Hernández es el dueño de un magnífico molino de gofio, aún activo, que se encuentra en el municipio de El Pinar.

El molino fue propiedad de su padre y tiene una antigüedad de 77 años. “Antiguamente trabajaba noche y día. El único alimento que había por los años 47 ó 50 era el gofio y entonces todo el tiempo estaba moliendo“.