Es la molina más grande de Fuerteventura, sus aspas se elevan a más de 9 metros del suelo. Ha sido restaurada por el Cabildo conservando la estructura de la torre (también llamada destiladera, por su forma), la tolva, la canaleja, el pivote o puyón, las dos ruedas dentaras y la base o cruceta. Las piezas de metal también fueron restauradas, como son el pivote o puyón, el husillo, la lavija del freno, el cangrejo y la aguja o eje. Los que necesitaron ser reproducidos son principalmente parte de las aspas, varias maderas y tornillos de la torre, entre otros.