Nuestro molino de gofio es la reconstrucción de un molino ubicado en la misma finca que estuvo funcionando durante gran parte del siglo XIX.

No fue el único. En el barranco que desciende desde El Cedro hasta Hermigua estaba ubicados 16 molinos de gofio accionados por el riachuelo del Cedro.

El molino era una industria de enorme interés social en una isla en la que el gofio era el principal alimento en la primera mitad del siglo XX.

Los molinos se encontraban ubicados en las proximidades de los cauces de los barrancos, de donde partía un canal que les suministraba agua necesaria, conduciendo ésta, hasta un punto elevado donde caía con mucha pendiente por una acequia estrecha, adquiriendo así la presión necesaria. Dentro de nuestro molino se pueden ver también varios tipos de molinos de diversas épocas.